Un mes usando Pebble: el smartwatch que no sabía que necesitaba

Pebble

Llevo un poco más de un mes usando a diario el Pebble que gané en el We Can Code Hackathon Ensenada 2015, y ha cambiado mucho el cómo interactúo con mi celular. El otro día lo olvidé mientras lo recargaba y me sentí raro todo el día en la escuela.


Nunca había sido una persona que usa relojes. Lo había intentado, pero al poco rato incomodaba y muñeca y me lo quitaba. Sentía algo como claustrofobia de muñeca. Y los smartwatches se me hacían una curiosa pieza de tecnología, que simplemente no sentía la necesidad o el gusto de tenerla. Pero tras haber ganado el Pebble, hice el esfuerzo por darle una oportunidad, y me gustó. Así que haré una especie de review.

Lo bueno

Notificaciones

Me parece que es muy útil tener las notificaciones en tu muñeca. Soy de las personas un poco de "mente anticuada" que considera que revisar el celular mientras se interactúa físicamente con otros es de mala educación, y solamente revisar el reloj no se ve tan mal. Además, si es un mensaje, puedo responder con frases predefinidas o con emojis, o, para cualquier notificación, puedo presionar "open in phone" y revisarla más a detalle.

Pantalla

Muchos dirán que la pantalla del Pebble original no es la gran cosa, y tienen razón: Es monocromática, tiene poca resolución, y no es táctil. Pero no quisiera tener otra pantalla. Y es que lo que tiene de poderosa es que es de tinta electrónica. Se ve perfectamente tanto bajo un techo como a plena luz del sol; y en la oscuridad sólo tienes que mover un poco la muñeca para que prenda luz. Esto es algo en lo que otros smartwatches pierden, pues sus pantallas, al igual que las de los teléfonos, son casi invisibles bajo la luz solar.

Batería

En cuanto a la batería, el Pebble sale indiscutiblemente triunfante de entre los demás smartwatches. Dura una semana entera, y carga a 100% en poco tiempo.

A prueba de agua

Según dice el manual, el Pebble aguanta hasta 5ATM de presión, lo que vienen siendo 50m bajo el agua. Creo que nunca he nadado tan hondo, pero esto significa que no tengo que quitármelo nunca. Me baño con él, me lavo las manos con él, y me meto a la alberca con él sin ningún problema.

Apps

La tienda de aplicaciones del Pebble tiene un sin fin de software para hacer aún más útil el reloj. Desde juegos, hasta monitores físicos o del sueño, apps de utilidad, y de más. Yo mismo he estado experimentando a ver si programo algo. Tuve la idea de hacer un app para mover las diapositivas de presentaciones, pero mi amigo Tony (que también ganó un Pebble) me ganó la idea.

Lo no tan bueno

Límite de aplicaciones

Pebble sólo te deja tener 8 aplicaciones instaladas al mismo tiempo, aunque el app para el celular cuenta con un "locker", que te permite guardar las aplicaciones que no quieres tener por el momento en el Pebble. Sinceramente creo que 8 es muy poco, y muchas veces tengo que estar usando mi celular para cambiar las aplicacioens.

Los controles son raros a veces

El Pebble no es táctil y sólo tiene cuatro botones: arriba, abajo, seleccionar, y atrás. Esto causa que las aplicaciones que necesiten más botones, o incluso moverse de izquierda a derecha recurran a controles bastante extraños.

El hardware es muy básico

Este es un smartwatch que puede considerarse de gama baja, así que no tiene un hardware muy poderoso. Aunque sinceramente no lo necesita. Las apps corren bien, y no es como que quiera jugar juegos super complicados en mi reloj.

El plástico se raya muy fácilmente

Esto es algo de lo que he escuchado muchas quejas en Internet, y es verdad, el Pebble se raya fácilmente. Muchos recomiendan comprar un plástico protector.

Conclusión

El Pebble es un smartwach que no quiere dejar de ser un reloj. Y esto me gusta. Al igual que un reloj convencional, puedes usarlo bajo cualquier luz, casi nunca necesitas recargarlo y puedes usarlo bajo el agua. Con el plus de que te muestra notificaciones y te deja instalar algunas apps. El otro día un amigo y yo discutíamos sobre el Moto 360 y el Pebble Time; este último es más caro y con menos features, pero sin duda lo elegiría por sobre su competencia. Yo quiero que mi reloj siga siendo un reloj.